Archivo de la categoría: plato principal

receta ceviche de gambas, mango y leche de coco

receta ceviche

Tengo que confesar que durante las fiestas termino un poco saturada de tanto pensar, buscar platos y cocinar y a veces me planteo si merece la pena, si no sería mejor preparar cualquier cosa, porque lo importante en estas fechas no es la comida sino la compañía, la familia y los amigos, pero luego se me ocurren recetas como esta y entiendo que no lo puedo evitar, es lo que me hace disfrutar, me mola, que le voy a hacer, así que queda missplates para rato…

Ingredientes

30 gambas

1 cebolla morada

2 limas

1 mango

cilantro fresco

medio chile rojo

dos cucharadas de maíz cancha

y 200 ml de leche de coco

Pelamos las gambas y guardamos las cabezas para otra elaboración. Les retiramos el intestino, añadimos sal y las reservamos.

Por otro lado picamos el chile lo más pequeño que podamos y la cebolla morada en juliana fina. Pelamos un mango que esté maduro pero que aún esté firme y lo troceamos en cubitos de 1cmx1cm aproximadamente.

Para el maíz cancha (es un maíz tostado muy usado en los ceviches peruanos) ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite, incorporamos el maíz cuando esté caliente y ponemos la tapadera. Con el fuego medio tenemos que ir moviendo la sartén sujetando la tapa para que el maíz quede tostado, oiremos que algunos granos estallan como cuando hacemos palomitas. Cuando veamos que ya ha alcanzado un color tostado lo pasamos a un plato y añadimos sal generosamente.

En un bol juntamos las gambas, la cebolla y el chile y lo rociamos todo con el jugo de las dos limas, removemos todo bien y dejamos que la lima actúe durante 10 minutos, a continuación añadimos la leche de coco y dejamos 5 minutos más.

Para montar el plato bastaría con añadir el mango, el maíz y el cilantro al bol de las gambas. En esta ocasión os propongo un emplatado un poco más sofisticado para ocasiones especiales. Dispondremos en un plato los cubitos de mango formando un círculo, encima pondremos las gambas con la cebolla y el chile manteniendo también esta forma circular y lo bañaremos todo con unas cucharadas de la mezcla sobrante de la leche de coco y lima. Por último decoraremos con un poco de cilantro picado y esparciremos con cuidado el maíz tostado.

Estas son cantidades para 4 personas en caso de que lo sirvamos como entrante individual. También es muy apropiado para servir como entrante para compartir.

MUSLOS DE POLLO AL HORNO #hierbasycítricos

muslos de pollo al horno

¿A quién no le gusta el pollo al horno ? ¿ quién no ha comido el mismo pollo al horno un millón de veces? ¿quién esta cansado de la misma receta de muslos de pollo al horno? pues ahí va una idea para darle un toque diferente a un plato tan de siempre, que seguro te sorprenderá y te dejará con ganas de repetir…

Ingredientes

3 muslos de pollo de corral con piel y hueso

3 cebollas

1 naranja grande (exprimir 3 cucharadas de zumo y cortar la otra media naranja en rodajas finas)

1 limón (exprimir 2 cucharadas de zumo de limón y cortar 4 rodajas finas con el resto)

1 cucharada de mostaza a la antigua

1 cucharada de licor de anís

1 cucharada de hojas de tomillo

media cucharada de hojas de romero

3 cucharadas de azúcar moreno

4 cucharadas de aceite de oliva

pimienta negra

y sal

Pelar y cortar las cebollas a lo largo en gajos, hacer 4 gajos de cada media cebolla. Trocear los muslos de pollo en tres partes cada uno y reservar.

Mezclar en un bol el aceite, 3 cucharadas de zumo de naranja, 2 cucharadas de zumo de limón, el anís, la mostaza, el azúcar, dos cucharaditas y media de sal y una cucharadita y media de pimienta negra recién molida. Mezclar todo bien e incorporar las cebollas, el pollo, el tomillo, el romero y las rodajas de naranja y limón cortadas en cuartos. Dejar marinar una hora (se puede prescindir de este paso si no tenemos tiempo)

Disponer todo en una bandeja de horno colocando el pollo con la piel hacia arriba y añadir medio vaso de agua. Meter la bandeja en el horno precalentado a 200º. Dejar durante unos 40 minutos o hasta que el pollo esté cocinado y la piel crujiente y dorada.

Cuando esté listo sacar y emplatar nuestros muslos de pollo al horno junto con las cebollas y la naranja. Pasar la salsa a un cazo  y reducir a fuego medio hasta que quede una tercera parte del líquido o a nuestro gusto. Verter caliente sobre el pollo y servir.

BUEN PROVECHO!!!

FRITO MALLORQUÍN #encuentros que te cambian la vida

FRITO MALLORQUIN

Mi afición por la cocina es más bien tardía, prácticamente inexistente hasta que, ya en la universidad y empujada por el más puro instinto de supervivencia, comencé a hacer mis pinitos en este mundillo, ninguna de aquellas recetas me despierta un recuerdo especial, pero sí me acuerdo mucho del primer día que probé un plato típico mallorquín, lo comprábamos ya hecho en una casa de comidas caseras para llevar, estaba riquísimo y nos enganchó a todos los que allí vivíamos, muchos se pasan sus años de estudiantes comiendo pizzas o comida china, nosotros nos aficionamos al frit mallorquí. Qué recuerdos!!

Ingredientes 

1/2 kg de lomo de cerdo

2 patatas

1 pimiento rojo

1 cebolla

medio bulbo de hinojo

6 alcachofas

1 berenjena

3 dientes de ajo

1 guindilla (opcional)

aceite de oliva

tomillo, romero y sal

Empezamos la receta de frito mallorquín, picando finamente uno de los dientes de ajo, el hinojo, la cebolla y el pimiento rojo. Cortamos también la berenjena en trocitos un poco más grandes.

Por otro lado, limpiamos las alcachofas como de costumbre ( despojándolas de las hojas exteriores y más duras y retirando los filamentos interiores ). Las troceamos en 4 pedazos cada una y las cocemos durante 15 minutos aproximadamente en agua hirviendo con sal. Cuando estén al dente las retiramos y las reservamos para usar más tarde.

Pelamos y  cortamos las patatas en cubos pequeños. Las freímos en abundante aceite de oliva al que habremos añadido un diente de ajo entero (primero le damos un golpe con un cuchillo para aplastarlo un poco) para que cojan sabor. Cuando estén doradas las sacamos y reservamos.

Mientras cocinamos las patatas, ponemos una sartén o cazuela de barro al fuego con medio vaso pequeño de aceite y añadimos un diente de ajo entero y aplastado y  la guindilla , cuando empiece a coger color añadimos la carne salpimentada y freímos a fuego fuerte hasta que esté dorada, entonces la retiramos y reservamos. En la misma sartén incorporamos ahora el ajo picado, el hinojo, la cebolla y el pimiento rojo y dejamos pochar con calma. Pasados unos 10 minutos incorporamos la berenjena, añadimos sal, romero y tomillo al gusto ( yo echo una media cucharadita de cada uno) y dejamos que siga cocinándose todo junto.

Diez minutos más tarde, añadimos las alcachofas cocidas y dejamos que cojan color. En ese momento incorporamos de nuevo las patatas, removemos todo durante dos minutos más y por último añadimos la carne, dejamos que todo coja calor de nuevo y nuestro frito mallorquín estará listo para comer.

Bon profit!!!

BACALAO CONFITADO CON GAMBAS Y SETAS #receta

bacalao confitado

El bacalao es uno de esos superalimentos que debería estar siempre incluido en nuestra dieta para hacerla más sana y equilibrada, y es que, es rico en proteínas, vitaminas y minerales, con sólo un 0,5% de grasa y constituida ésta, principalmente por los famosos y apreciados ácidos grasos Omega-3, sí, esos que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y poseen propiedades antiinflamatorias. Toda una fuente de energía que además está de temporada hasta final de primavera, así que, aprovechad, preparad esta rica receta de bacalao confitado, y como diría super Ratón no olviden supervitaminarse y supermineralizarse…!!!

Ingredientes

4 lomos de bacalao fresco con piel

2 tomates maduros

medio pimiento rojo

20 gambas

aceite de oliva

3 dientes de ajo

100 gr de setas

2 patatas medianas

1 guindilla

y sal

Primero pelamos las patatas y las cortamos en láminas finas, como si fuésemos a hacer una tortilla, ponemos una sartén con medio vaso de aceite de oliva y las freímos a fuego medio-bajo, añadimos sal y vamos moviéndolas de vez en cuando hasta que estén hechas ( queremos que nos queden como unas patatas a lo pobre ) y reservamos.

Por otro lado, mientras se hacen las patatas, pelamos los tomates, les quitamos las semillas y los picamos muy finos. Picamos también el pimiento. Ponemos una sartén con tres cucharadas de aceite y sofreímos el pimiento, cuando esté blandito añadimos el tomate, tapamos y freímos a fuego fuerte teniendo cuidado de que no se pegue. Dejamos cocinar unos 20 minutos hasta que el tomate esté frito.

En una cazuela de barro ponemos abundante aceite de oliva a calentar, más o menos a mitad de la cazuela, incorporamos los dientes de ajo laminados y una guindilla partida en dos y cuando estén dorados los retiramos y reservamos. El aceite tiene que estar caliente pero no debe hervir para conseguir un buen bacalao confitado, por lo que el fuego debe ser bajo.

Ponemos los lomos de pescado a los que habremos añadido sal con la piel hacia abajo y los dejamos cocinar 5 minutos, entonces les damos con cuidado la vuelta y dejamos cinco minutos más. El punto idóneo del bacalao lo tendremos cuando apretando con un dedo veamos que las lascas se abren y se separan fácilmente. En ese momento retiramos el pescado y reservamos.

Mientras, podemos saltear las setas en una sartén con dos cucharadas de aceite hasta que estén doradas. Retiramos y hacemos lo mismo con las gambas peladas.

bacalao confitado

Como ya tenemos todas las elaboraciones, montamos nuestro timbal de bacalao confitado en un molde. La primera capa será de patatas, encima repartimos el tomate con el pimiento, a continuación las setas y las gambas y por último, disponemos las lascas del bacalao, que se desprenderán fácilmente unas de otras, teniendo cuidado de quitar las espinas.

Ya tenemos listo el timbal, ponemos los ajos por encima, desmoldamos y ahora tenemos dos opciones. Podemos regarlo con alguna cucharada de aceite del bacalao confitado o podemos utilizar este aceite tibio para montar un pil pil y añadir un poco encima como remate final.

y a comer!!!

SOPA DE COCIDO #cuando el invierno se endurece

SOPA DE COCIDO

Cuando el frío se instaura y se aferra para quedarse con nosotros una temporada, no nos queda más remedio que echar mano de reconstituyentes que templen nuestro ánimo y nos consuelen hasta la esperada primavera, y qué mejor modo de avivar apetitos que una sabrosa y humeante sopa de cocido, una de esas de las de toda la vida, sencilla pero vigorosa, humilde pero deliciosa.

Ingredientes

1/4 kg de garbanzos

1/2  pollo, 1 hueso de jamón,1 hueso de ternera, 1 trozo de espinazo de cerdo y un trozo de carne de ternera

 medio puerro, una zanahoria, una rama de apio, un nabo y una chirivia

un diente de ajo

perejil

y fideos de cabello de ángel

En primer lugar, para cocinar esta rica sopa de cocido, deberemos ser previsores y  poner los garbanzos en remojo la noche anterior.

En una olla a presión ponemos agua a hervir, cuando ésta llegue a ebullición introducimos los garbanzos, las carnes, huesos y las verduras y añadimos sal. Tapamos la olla, ponemos al 2 y cuando empiece a salir vapor dejamos unos 20 minutos. Pasado ese tiempo, abrimos la olla y colamos el caldo, reservando las carnes, garbanzos y las verduras.

Para preparar la sopa, ponemos un diente de ajo partido en trocitos pequeños en una olla más pequeña, una ramita de perejil y una parte del caldo que hemos obtenido, incorporamos los fideos de cabello de ángel y dejamos unos 3 o 4 minutos. Incorporamos ahora parte de los garbanzos y las carnes desmenuzadas, damos unas vueltas y servimos.

Ya sabéis que el cocido depende de gustos y de las costumbres de nuestras familias o ciudades; en algunos sitios se toma la sopa de cocido y después se come la carne con las verduras, en otros prefieren incorporar todo al caldo y tomarlo todo junto, y otras personas utilizan los restos de carne, verduras y garbanzos para hacer otras elaboraciones como croquetas o ropa vieja. Así que, lo toméis como lo toméis acordaos de que en el cocido no se desperdicia nada.

CANELONES DE CARNE # ¿cómo se hacen?

CANELONES DE CARNE

Llevaba algún tiempo buscando una buena receta de canelones de carne, porque aunque los adoro, venero y amo desde niña, no conseguía colmar mis expectativas sobre lo que debería llegar a ser este plato con ninguna receta que intentaba, hasta que encontré, probé y reescribí ésta que os detallo a continuación. Espero que os guste y ya me contaréis si satisface las vuestras.

Ingredientes

1 cebolla grande

2 zanahorias

2 tomates maduros

200 gr de lomo bajo de ternera

200 gr de magro de cerdo

1 muslo de pollo deshuesado sin piel

1 seso de cordero

100ml de vino blanco

pasta de canelones

bechamel

queso rallado para gratinar

aceite de oliva

y sal

Trocear la cebolla y las zanahorias en trozos medianos. Pelar los tomates y quitarles las semillas y trocearlos también.

Por otro lado, prepararemos las carnes cortándolas en pedazos medianos del mismo tamaño y salpimentamos. Ponemos una olla con cuatro cucharadas de aceite de oliva a calentar y echamos todas las verduras y las carnes a la vez. Dejamos cocinar removiendo de vez en cuando para que no se pegue, unos 20 minutos hasta que tome color, añadimos entonces el vino blanco y cubrimos con un poco de agua (lo justo para que cubra la carne).  Dejamos cinco minutos, bajamos el fuego y cocinamos todo a fuego lento hasta que la carne esté tierna (aproximadamente media hora).

Pasado ese tiempo sacamos , trituramos todo con una picadora y reservamos.

A parte, preparamos una bechamel ligera que condimentaremos con nuez moscada, sal y pimienta. Mezclamos un poco de bechamel con la carne si es necesario para que el relleno esté más jugoso (a mí me gusta añadir un poco)  y reservamos.

Preparar las placas de los canelones según las indicaciones del fabricante. Una vez cocidas, ir disponiéndolas sobre un paño de cocina y secándolas. A continuación, rellenar una a una la pasta y colocar los canelones en una bandeja de horno untada con mantequilla, cubrir con el resto de la bechamel y espolvorear queso rallado por encima. Meter en el horno precalentado a 200º 5-10 minutos hasta que el queso esté dorado.

Para estas cantidades saldrán unos 30 canelones de carne, listos para devorar.

CANELONES DE CARNE

POLLO EN ESCABECHE #receta fría, caliente o templada

pollo en escabeche

El escabeche es un método de conservación de alimentos tan antiguo que ya en “Las mil y una noches” se hace referencia a un guiso de carne con vinagre o sikbâg originario de Persia. El método que se enmarca dentro de las llamadas técnicas de marinado, consiste básicamente en precocinar un alimento mediante un caldo que contenga vinagre, aceite, sal y especias. Existen muchos tipos diferentes de escabeches que difieren en el total de los ingredientes y en su proporción. En este caso, vamos a preparar una rica, rica receta de pollo en escabeche, pa´chuparse los dedos, ya veréis!!

Ingredientes

2 pechugas de pollo enteras

150 ml de aceite de oliva

75 gr de vinagre de manzana

4 dientes de ajo

1 cebolla grande

2 hojas de laurel

10 granos de pimienta negra

y 2 clavos

Primero picamos la cebolla en trozos medianos y cortamos los ajos en dos. Ponemos el aceite a calentar en una olla y añadimos la cebolla y los ajos a fuego medio, y dejamos que se vaya pochando.

Ponemos sal a las pechugas enteras y las incorporamos a la olla una vez la cebolla comience a estar transparente. Marcamos la carne durante unos dos minutos por cada lado. En este momento bajamos en fuego, añadimos el laurel, los granos de pimienta, el clavo y el vinagre y tapamos.

Dejamos cocinar 15 minutos más, dando la vuelta a las pechugas de vez en cuando para que se cocinen bien por los dos lados. Pasado este tiempo apagamos el fuego, sacamos el pollo, lo cortamos con cuidado en láminas de medio centímetro de grosor y las incorporamos de nuevo al escabeche para que repose y coja todo el sabor.

Ya tenemos nuestro plato de pollo en escabeche listo para comer cuando lo deseemos, listo para sacarnos de un apuro o para llevarlo en un tupper a la oficina, podemos degustarlo frío, caliente o templado y tiene la ventaja de ser un plato que aguanta varios días e incluso mejora con el paso de las horas.

Podemos comerlo sólo, en ensalada, o como más me gusta a mí, con arroz blanco y cilantro picado por encima.

Que aproveche!!!