Archivo de la categoría: postre

postres originales<>gyozas de crema de cacao, mango y plátano

postres originales

Si eres de los que adoras las gyozas, seguro que aprecias los postres originales para saciar tu apetito más dulzón, pues no te puedes perder nuestra receta de estas riquísimas empanadillas japonesas, sólo tienen un pero, son altamente adictivas, así que consumid siempre con moderación. Arriba con el GYOZA POWER!!!

Ingredientes:

  • 25 obleas para gyozas
  • 3 plátanos maduros
  • 1 mango maduro
  • 10 cucharadas de crema de cacao
  • 4 cucharadas de aceite de girasol
  • azúcar glass

Comenzamos preparando el relleno de las gyozas dulces. Para ello cortaremos los plátanos y el mango en trozos largos y finos, unos 3cmx1/2cm (de largo deben medir menos que el diámetro de la oblea de gyoza que hayamos comprado o amasado).

Una vez cortada la fruta empezamos a rellenar y cerrar las gyozas. En cada oblea ponemos media cucharadita de crema de cacao en el centro y sobre ésta dos trocitos de mango y dos de plátano (la cantidad de relleno dependerá del diámetro de la pasta). Para cerrar la empanadilla nos mojamos un dedo con agua y lo pasamos por los bordes de la oblea. En uno de los lados de la oblea hacemos pliegues y lo juntamos con el otro lado apretando bien los bordes para que no se abra al cocinarla.

Congelaremos las gyozas si vamos a tardar en consumirlas, ya que la pasta se humedece rápidamente. Si deseáis comerlas inmediatamente no es necesario que las congeléis.

Poner una sartén con el aceite de girasol a calentar y añadir la mitad de las gyozas (después repetir el proceso si queréis comerlas todas), dorarlas bien por todos los lados e incorporar un vaso de agua pequeño, tapar la sartén con la tapadera y dejar cocinar a fuego fuerte hasta que se evapore completamente el agua (aproximadamente 5 minutos). Retirar la tapadera, dorar un poco más las empanadillas y pasarlas a un plato. Dejar que enfríen 3 o 4 minutos y espolvorearlas con azúcar glass.

ceviche de melón y mango #ricoricorico

ceviche de melón y mango

Viene el buen tiempo, las largas tardes y las calles repletas de gente con ganas de sacarse el aburrimiento de encima, apetece diversión y frescura, pues este postre es pura diversión y frescura, todo diversión y frescura. ATRÉVE-TE!!!!

Ingredientes

30 bolas de melón
1 mango
1 lima
3 cucharadas de azúcar moreno
1/2 cucharada de cilantro fresco
y helado de coco

Empezaremos el ceviche haciendo bolitas de melón con un sacabolas del tamaño apropiado. A continuación cortar el mango en trozos de aproximadamente 1x1cm. Una vez cortada la fruta la mezclamos y reservamos en un bol.

Por otro lado exprimir la lima y batir su zumo con el cilantro fresco hasta que la hierba se haya integrado perfectamente con el zumo.

Rociamos la fruta con el zumo de lima y cilantro y añadimos el azúcar moreno, mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos para que la fruta adquiera el sabor del zumo y el azúcar se disuelva.

Para servir usamos un bol pequeño, ponemos dos cucharadas de la fruta y por último una bola de helado de coco encima. Y ya esta listo nuestro ceviche….a disfrutar!!!

BIZCOCHO DE MASCARPONE #industrialnomore

BIZCOCHO DE MASCAPONE

Siempre he sido muy de olores, hay algunos, como el del café recién hecho o un bizcocho horneándose en la cocina que me llenan o más bien, me llevan a lugares cálidos, cercanos, de esos en los que todo es más sencillo y te sientes tan a gusto, tan abrigado que nunca te marcharías, cosas tan simples, tan a nuestro alcance que terminamos por olvidar lo bien que sientan, pero eso se acabó!!! #industrialnomore hasta la muerte y vamos a disfrutar cocinando, comiendo, viviendo…

Ingredientes

220 g de azúcar
220 g de harina de repostería
230 g de queso mascarpone
4 huevos
150 g de nata para montar
75 g de aceite de girasol
25 g de aceite de oliva
1 sobre de levadura
media cucharadita de canela
la ralladura de la piel de medio limón
una pizca de sal

Batir los huevos con el azúcar hasta que aumenten su volumen. A continuación añadir el queso mascarpone. la nata y la ralladura de limón y batir un poco más hasta que no haya grumos. Incorporamos después los dos aceites y el sobre de levadura, batimos un poco más y por último agregamos la harina tamizada y la pizca de sal. Una vez que hayamos incorporado bien la harina y tengamos una masa homogénea añadimos la canela y pasamos la masa del bizcocho a un molde engrasado con mantequilla.

Cocinar en el horno precalentado a 180º con calor arriba y abajo durante unos 40 min o hasta que esté doradito y al introducir un cuchillo éste salga limpio; ya sabéis que cada horno es diferente.

Después de este tiempo sacar el bizcocho del horno y dejarlo enfriar un poco antes de desmoldar. Una vez sacado del molde decorar con azúcar glass.

Y ya tenemos nuestro rico y saludable bizcocho para merendar y desayunar como dios manda…

CRUMBLE CON MOUSSE DE QUESO MASCARPONE #felicesfiestas

mousse de queso mascarpone

Ingredientes

  • Para la base crujiente de galleta :

       80gr de harina floja

        80gr de harina integral

        100gr de mantequilla

        100gr de azúcar moreno

        50gr de nueces

        y una pizca de sal

  • Para la mousse:

        300ml de nata para montar

         200gr de yogurt natural no azucarado

          3 cucharadas de azúcar glass

         200gr de queso mascarpone

  • Para la mermelada:

          500gr de ciruelas

          250gr de azúcar

Para comenzar elaboraremos la masa que será la base del postre. En un bol mezclamos las dos harinas, el azúcar, la mantequilla a temperatura ambiente y la sal. Amasamos hasta que se forme una pasta homogénea y se integren todos los ingredientes. A continuación añadimos las nueces que habremos troceado en trozos grandes. Una vez formada la masa, debemos extenderla todo lo que podamos en una bandeja e introducirla en el horno precalentado a 180º. Pasados unos 10 minutos ( estar atentos porque cada horno es diferente) la masa tendrá un leve color dorado, entonces desmigaremos la masa con ayuda de un tenedor,  buscando obtener una especie de pasta de galleta de mantequilla rota. Continuamos la cocción en el horno hasta que esté bien dorado (unos cinco minutos más). Sacamos del horno y reservamos.

Por otro lado haremos la mermelada. Para ello lavar bien las ciruelas, quitarles el hueso y cortarlas en trozos pequeños. Poner en una olla con el azúcar y cocer a fuego lento durante aproximadamente una hora, removiendo con una cuchara de madera, hasta que adquiera textura de mermelada y la ciruela se haya desecho (aunque a mi me gusta acabarla un poco antes, cuando aún quedan algunos trocitos).

Para la mousse, simplemente juntaremos todos los ingredientes en un bol y  montaremos la nata con ayuda de una batidora con varillas. En un minuto tendremos la mezcla montada y lista para servir.

Para emplatar hemos elegido vasitos de postre individuales. De este modo dispondremos un poco de la base de galleta en el fondo, encima dos o tres cucharadas de la mousse de queso mascarpone y por último una cucharada abundante de mermelada.

MOUSSE DE QUESO MASCARPONE

Es un postre ideal para estas fechas por su sencillez, su ligereza y porque nos permite prepararlo con anterioridad. Tanto la galleta como la mermelada podemos hacerlas con días de antelación, incluso podemos tener montados los vasos en la nevera, ya que aguantan sin problema bastantes horas, incluso de un día para otro. En mi caso yo los monto en el momento y caliento un pelín la mermelada en el último momento para que haya un contraste de temperaturas que en los postres me gusta mucho (la galleta a temperatura ambiente, la mousse de queso mascarpone fría y la mermelada caliente).

Con estas cantidades tendréis para unas 12-13 personas

#felicesfiestas

requesón para combatir la rutina #automnishere

requesón

La vuelta a la rutina puede ser un poco dura, o mucho, pero siempre podemos contrarrestar la modorra otoñal de esas tardes largas, sin planes, haciendo aquello que más nos guste, en mi caso hojear libros de cocina, como el siempre maravilloso Jerusalem, y encontrar y probar recetas lejanas, deliciosas, únicas…

Ingredientes

500 gr de requesón

250 gr de queso de cabra tierno

140 gr de mantequilla sin sal

14 hojas de pasta filo

pistachos sin sal picados

90 ml de agua

280 gr de azúcar glas

3 cucharadas de zumo de limón

Para empezar con este postre debemos derretir la mantequilla. Untamos con un poco de ésta una bandeja de horno, que sea un poco más pequeña que las láminas de pasta filo. Colocamos sobre la bandeja una hoja de pasta filo y con la ayuda de una brocha volvemos a untar mantequilla encima. Repetiremos este proceso hasta que tengamos 7 capas.

En un bol mezclamos bien el requesón y el queso de cabra, con la ayuda de un tenedor y vertemos esta mezcla sobre la última capa de pasta filo con cuidado de dejar libres los bordes, unos 2 o 3 cm por cada lado. Untamos el queso con un poco más de mantequilla y cubrimos con las 7 hojas restantes repitiendo el mismo proceso, pintando cada una con mantequilla antes de poner la siguiente. Por último doblaremos los bordes sobrantes hacia abajo de modo que el queso quede bien sellado dentro de la pasta. Untamos de nuevo todo con mantequilla y realizamos cortes en forma de cuadrados de unos 5 por 5 cm con un cuchillo afilado sobre las capas superiores llegando al queso. Metemos la bandeja al horno precalentado a 200º unos 25-30 min, hasta que quede bien dorado y crujiente.

Mientras prepararemos el almíbar con el que luego mojaremos el mutabbaq. Ponemos a hervir el agua en un cazo con el azúcar, cuando empiece a hervir añadir el zumo de limón, bajar el fuego, dejar 2 o 3 min más y reservar.

Una vez saquemos el mutabbaq del horno, debemos bañarlo de nuevo con la ayuda de una brocha con el almíbar, teniendo cuidado en que todo quede bien impregnado. Dejamos reposar 10 min y espolvoreamos con los pistachos picados.

Si deseamos hacerlo más pequeño bastará con usar una bandeja de horno más pequeña y la mitad de ingredientes, podemos usar solo 7 láminas de pasta filo, poniendo el relleno en la parte inferior de las hojas y doblar para sellar el queso con la parte superior.

TARTA DE QUESO de la Viña #unpostremuyfamoso

tarta de queso 2

En cada ciudad siempre hay imprescindibles por visitar, lugares que ver, monumentos que fotografiar y comidas que probar. En Donosti, uno de esos imprescindibles es la Viña un restaurante de siempre repleto de turistas y locales dispuestos a confirmar si en realidad merece tanta fama su plato estrella, una humilde tarta de queso, sencilla, austera pero que seguro comerás del tirón, sin respiro hasta acabar con ella. Desde que la probé, he ido buscando, comprobando recetas y adaptando cantidades, hasta que creo he conseguido reproducir la deliciosa tarta de queso de la Viña y aquí os la dejo…

Ingredientes

475 gr de queso Philadelphia

300 ml de nata

210 gr de azúcar

una cucharada rasa de harina de repostería

y 4 huevos

Comenzamos batiendo los huevos con el azúcar, añadimos el queso y batimos bien hasta que no queden grumos. A continuación, incorporamos la nata y la cucharada de harina y batimos un poco más.

Ponemos en un molde un papel de cocina, si mojamos el papel con un poco de agua por la parte que va a quedar en contacto con el molde metálico, quedará mejor y no se moverá. Forrar el molde de manera que sobre papel por la parte superior, ya que la tarta subirá y así tendremos una barrera para que no se desborde. Verter toda la mezcla anterior y meter en el horno precalentado a 200º.

Tardará unos 50 minutos dependiendo del horno, mientras esté horneándose veremos como nuestra tarta de queso sube mucho y a la vez la superficie toma un tono muy tostado. El interior debe quedar cuajado pero a la vez poco hecho.

Cuando creamos que está lista, sacar la tarta del horno, dejar reposar 5 minutos en el molde (perderá mucho volumen) y desmoldamos.

tarta de queso 3

En casa nos gusta tomarla al poco tiempo de hornearla, como lo hacen en el restaurante, donde las tartas casi no tienen tiempo de enfriarse.

Si queremos podemos acompañar la tarta de queso con fresas o alguna fruta de temporada con un poco de azúcar, también podemos servirla con miel, o bien de la manera más tradicional, sin ningún acompañamiento.

tarta de queso 1

 

TRUFAS DE CHOCOLATE #receta muy dulce

TRUFAS CON CHOCOLATE

Hay sabores que nos transportan en un instante a nuestra infancia y éste es uno de los que me llevan a la mía; tengo el recuerdo de haber comido cientos de estas deliciosas trufas cuando era una niña, pero tristemente, siguiendo la aunque no malintencionada si recurrente predisposición de mi madre a hacer hasta la saciedad una receta, engancharnos a ella y de la noche a la mañana, desecharla para siempre, un día desaparecieron. Me he pasado media vida añorándolas y preguntando “mamá, ¿ te acuerdas de las trufas de chocolate tan ricas que hacías ?” y ella siempre decía que ya no recordaba la receta. De modo que hace poco me dije que debíamos intentarlo de nuevo y salieron a la primera, así que, aquí la escribo para que perdure y nunca más vuelva a caer en el olvido, nunca más sin mis trufas de chocolate…

Ingredientes

100 gr de chocolate al 72%

100 gr de azúcar

100 gr de almendra cruda molida

4 cucharadas de nata para montar

1 cucharada de amaretto

y fideos de chocolate

Ponemos un cazo al baño maría e incorporamos el chocolate y el azúcar, vamos removiendo poco a poco sin que el fuego esté muy fuerte hasta que el chocolate se funda y quede una pasta homogénea. Dejar en el baño maría unos cinco minutos para que desaparezcan los grumos del azúcar. Añadir entonces las cuatro cucharadas de nata, remover un minuto más y retirar del fuego.

Pasamos el chocolate a un bol, dejamos templar 10 minutos y volcamos sobre la mezcla, las almendras y la cucharada de amaretto y removemos con una cuchara de madera hasta que quede todo bien incorporado. Tapamos el bol con un film de plástico y dejamos reposar 1 – 1.30h.TRUFAS DE CHOCOLATE

Pasado este tiempo, hacemos bolitas con la pasta dándoles forma con las palmas de las manos, y pasamos por un bol con abundantes fideos de chocolate. Y listas, no puede ser más fácil!!!