desayunos saludables>>trenza de nueces y dátiles

Últimamente me ha dado por amasar. es una pasada hornear tu propio pan, tus pizzas y por supuesto tus dulces, todo natural y casero, sin aditivos ni cosas raras, bollería doméstica ideal para desayunos saludables, meriendas ligeras, cuidando tu alimentación y la de los tuyos te sentirás mucho mejor, es más fácil. más barato y más beneficioso….no querrás volver a lo industrial jamás<<<FOREVERBAKING>>>

desayunos saludables

Ingredientes:

  • 15g de nueces molidas
  • 50g de harina integral
  • 225g de harina de fuerza
  • 25g de mantequilla sin sal
  • 15g de azúcar moreno
  • 15g de miel
  • 1 huevo talla L
  • 80g de leche
  • 3g de sal
  • 10g de levadura fresca de panadería

Para el relleno:

  • 40g de mantequilla sin sal
  • 120g de nueces
  • 30g de miel
  • 8 dátiles

Para el almíbar:

  • 50g de agua
  • 100g de azúcar
  • 2 cucharadas de zumo de limón

Disponer en un bol las harinas, las nueces molidas, la mantequilla, la sal, el azúcar, la miel, la leche, el huevo y la levadura desmenuzada. Introducir una mano y mezclar durante uno o dos minutos hasta que se haya formado una especie de bola de la que podamos desprender nuestra mano pero que sea una masa jugosa. La pasamos a una superficie de trabajo y amasamos otros dos minutos para que termine de integrarse la mantequilla con el resto de ingredientes. Una vez tengamos una masa uniforme la amasaremos, el modo para amasar es sencillo, la plegamos sobre si misma, la hacemos rodar 90 grados sobre la mesa y volvemos a plegar y a rodar consecutivamente mientras apretamos con nuestras manos. Amasar durante 5-10 minutos hasta que quede lisa. Después formar una bola, meterla en un bol y taparlo bien con un film transparente.

El reposo prolongado es un gran aliado para este tipo de elaboraciones que prácticamente no tenemos que trabajar. En este caso introduciremos la masa tapada en el frigorífico durante 24h. Al día siguiente la sacamos  de la nevera, y comprobamos como ha fermentado y aumentado mucho su volumen. Espolvorear la mesa de trabajo con un pelín de harina y colocar la masa sobre ésta. Aplanar un poco con las palmas de las manos y estirar con el rodillo hasta que obtengamos una forma rectangular de unos 50 cm de largo por 25 cm de ancho para que quepa en la bandeja del horno.

Para el relleno de la trenza mezclar todos los ingredientes con los dátiles previamente cortados en trocitos y las nueces partidas en dos hasta formar una pasta que se pueda extender. Después untar el relleno sobre la masa y enrollar de un lado a otro (por el lado largo) como si se tratara de un brazo de gitano. Obtendremos una forma de baguette, a continuación la cortamos a lo largo, en dos mitades y trenzamos con cuidado estas dos partes apretando levemente en los extremos hasta conseguir la forma de nuestra trenza, pasarla a una bandeja con papel de horno, tapar con un paño y dejar levar durante dos horas y media. (Si queremos dejar la trenza casi preparada con antelación, en esta punto también la podemos tapar con film y meterla de nuevo en la nevera durante un día y sacar justo para hornear).

Cuando haya pasado el tiempo de fermentación meter durante 25 minutos al horno a 180º arriba y abajo, con ventilador a 160º, previamente precalentado.

Mientras preparamos un almíbar, para ello ponemos un cazo al fuego con 50g de agua y 100g de azúcar normal. Dejamos hervir durante cuatro minutos y añadimos 2 cucharadas de zumo de limón.

Sacamos la trenza del horno y pincelamos con abundante almíbar caliente con ayuda de una brocha. Dejar enfriar antes de cortarla y así quedará más jugosa.

Y ya tenemos lista nuestra trenza>>>desayunos saludables>>>industrialnomore<<<<<

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *