Huevos rotos a la japonesa #byebyeroutine

Aunque soy de las que piensa que hay platos de toda la vida con los que no merece la pena innovar, que pertenecen al recetario tradicional y que siempre triunfan, también he de reconocer que me gusta probar cosas diferentes y de vez en cuando no viene nada mal salir un poco de la rutina y dar un toque “modernillo” a los platos del día a día. Y qué manera más sencilla de hacerlo que con unos huevos rotos, en este caso a la japonesa, al estilo del restaurante Oribu, con un atún rojo de calidad a modo de tartar y unas patatas clásicas. Un plato de los de siempre pero con un toque que gusta mucho…

huevos rotoshuevos rotos

Ingredientes

4 huevos de corral

3 patatas medianas

1/2 cebolleta

250g de atún rojo fresco

1 cucharada de soja japonesa

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharada de cebollino picado

1/2 cucharada de sésamo blanco y negro

1 diente de ajo

un poco de romero y tomillo

y aceite de oliva para freír

Para estos huevos rotos comenzamos pelando y cortando las patatas y la cebolla en rodajas finas como si hiciéramos una tortilla. Ponemos una sartén al fuego con abundante aceite de oliva y un diente de ajo pelado y machacado. Cuando esté un poco caliente sin que llegue a hervir incorporar las patatas y la cebolla, salar y añadir el tomillo y el romero. Haremos las patatas con fuego bajo para que se vayan confitando poco a poco, siempre con cuidado de que el aceite no hierva. Cuando estén listas las dejaremos reposar en un colador para que suelten el exceso de aceite.

Mientras se cocinan las patatas preparamos el atún. Cortamos el pescado en cubos pequeños de 1x1cm, añadimos un poco de sal, el sésamo, la soja, media cucharada de cebollino picado, y una cucharada de aceite de oliva. Removemos bien y dejamos marinar 10 minutos.

A la hora de servir poner en un bol una capa de patatas y sobre ésta los dados de atún marinados. Por último freír los huevos de corral en un buen aceite de oliva y colocar uno por bol encima del atún ( no poner los huevos muy calientes directamente sobre el pescado para que no se cocine y se mantenga crudo ). Esparcir un poco de cebollino picado

ENSALADA TABULE con verduras, limón y menta #fresh

ensalada tabule 2 ensalada tabule 3ensalada tabule

Igual que en un buen fondo de armario nunca deben faltar algunos básicos, en nuestro recetario de cabecera siempre es bueno contar con platos rápidos, económicos y en este caso muy frescos, ideales para cuando no se cuenta con mucho tiempo, pero se necesita tomar algo rico, diferente que nos deje un buen sabor, sencillo pero convincente.

Ingredientes

300 gr de cuscús
1/4 de pimiento verde
1/4 de pimiento rojo
1/4 de calabacín
1/2 cebolleta
2 tomates pelados
3 cucharadas de perejil fresca
2 cucharadas de menta fresca
4 cucharadas de aceite de oliva
el zumo de un limón
pimienta negra recién molida
y sal

Para cocinar esta ensalada tabule, en primer lugar debemos cocinar el cuscús, también podemos utilizar en su lugar bulgur. Lo coceremos según las indicaciones del fabricante, suele estar listo en unos tres minutos. Una vez preparado tapamos el cuscús y lo metemos en la nevera para que enfríe mientras preparamos las verduras.

Lavar y cortar en trocitos finos los pimientos, la cebolla fresca y el calabacín. Pelar los tomates y trocearlos de igual modo.
Picar por último el perejil y la menta y reservar.

Para montar la ensalada tabule disponer el cuscús frío en una ensaladera y añadir las verduras. Mezclar bien y rociar con el zumo de limón y el aceite de oliva. Agregar sal y pimienta y por último incorporar las hierbas frescas.

Remover bien el conjunto, probar y añadir más aderezo según vuestro gusto. El sabor principal que debe destacar en esta ensalada es el de las hierbas aromáticas y el sabor cítrico que le aporta el limón.

ceviche de melón y mango #ricoricorico

ceviche de melón y mango

Viene el buen tiempo, las largas tardes y las calles repletas de gente con ganas de sacarse el aburrimiento de encima, apetece diversión y frescura, pues este postre es pura diversión y frescura, todo diversión y frescura. ATRÉVE-TE!!!!

Ingredientes

30 bolas de melón
1 mango
1 lima
3 cucharadas de azúcar moreno
1/2 cucharada de cilantro fresco
y helado de coco

Empezaremos el ceviche haciendo bolitas de melón con un sacabolas del tamaño apropiado. A continuación cortar el mango en trozos de aproximadamente 1x1cm. Una vez cortada la fruta la mezclamos y reservamos en un bol.

Por otro lado exprimir la lima y batir su zumo con el cilantro fresco hasta que la hierba se haya integrado perfectamente con el zumo.

Rociamos la fruta con el zumo de lima y cilantro y añadimos el azúcar moreno, mezclamos bien y dejamos reposar 10 minutos para que la fruta adquiera el sabor del zumo y el azúcar se disuelva.

Para servir usamos un bol pequeño, ponemos dos cucharadas de la fruta y por último una bola de helado de coco encima. Y ya esta listo nuestro ceviche….a disfrutar!!!

ALCACHOFAS CON BERBERECHOS y HONGOS #mmm

alcachofas con berberechos

Con algunos platos sobran las palabras….

Ingredientes

8 alcachofas
200g de hongos
200g de berberechos
50ml de aceite de oliva
3 dientes de ajo
1 cucharada de perejil

Comenzaremos limpiando las alcachofas, retirando las hojas exteriores y la parte más verde del rabo. Las cortamos en dos mitades y las echamos en una olla con agua hirviendo con sal ( menos 4 mitades ) durante unos 15 minutos hasta que estén cocidas. Una vez cocidas las escurrimos y reservamos.

Mientras las alcachofas se cuecen ponemos el aceite, un diente de ajo y el perejil en un recipiente y pasamos la batidora hasta que quedó un aceite sin grumos.

Cortamos los hongos en trozos medianos y los dos diente de ajo restantes muy finitos. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva echamos los ajos y cuando empiecen a coger color incorporamos los hongos y salpimentamos, cocinamos a fuego fuerte hasta que las setas estén bien doradas.

Con las alcachofas restantes que no hemos cocido haremos unos chips, para ello cortar láminas finas de cada una de las mitades. Cuando tengamos las láminas, las freímos en una freidora o sartén con abundante aceite hasta que estén bien doradas y crujientes, las sacamos y escurrimos en un papel absorbente y añadimos sal.

Para terminar el plato pondremos dos sartenes al fuego. En una de ellas salteamos las alcachofas con un pelin de aceite hasta que se doren levemente. En otra sartén cocinamos a la vez los berberechos, simplemente los echamos en una sartén bien caliente y los movemos constantemente hasta que se abran.

alcachofas y berberechos 2

Para el emplatado ponemos una cama de hongos en el plato, encima las alcachofas y los berberechos y encima de éstos los chips. Por último lo bañamos todo con unos hilos del aceite de ajo y perejil.

A comer!!!!

un día en MADRID>>>>>waitingforyou

dónde comer en Madrid

Llevo muchos años haciendo pequeñas escapadas a Madrid, me encanta esta ciudad y no cansa, será quizás porque es divertida, dinámica, acogedora, siempre encuentras algo nuevo, algo que crees sólo has descubierto tú, nunca aburre, está viva y hace vivir.

Bueno, empecemos por el alojamiento, yo me quedo con el barrio Alonso Martinez, y más concretamente la Plaza de Santa Bárbara, un lugar estratégico e ideal para que todo quede cerca, apartándonos del Madrid más turístico para adentrarnos el más auténtico, entre Chamberí, Chueca y Malasaña, pues bien, en esta zona hay una muy buena y variada oferta hotelera como pueden ser hostels urbanos y cosmopolitas como Ventura 007  o bien hoteles más sofisticados como Petit Palace Santa Bárbara.

Para empezar el día, un IMPRESCINDIBLE de Madrid, churros con chocolate por supuesto, muy cerquita de la plaza tenemos la churrería Apocada con unas porras y churros deliciosos y baratísimos, una pequeña joya de barrio de donde seguro saldrás con toda la energía necesaria para comerte la ciudad.

1898058_952957714734389_470299940348385338_n

Ahora nos vamos de galerías y es que esta zona está plagada de pequeñas callejuelas con el mejor arte contemporáneo, como Travesía Cuatro, Elba BenitezHeinrich Ehrhardt. y entre arte y arte ¿os apetece un vermut? pues vámonos a Casa Camacho, todo un clásico abierto desde 1927, ambiente castizo, auténtico y bebidas como el yayo,  vermú, ginebra y casera ¿qué más se le puede pedir?

Dónde comer en Madrid no resulta fácil, hay mucha oferta y muy buena, así que cuesta decidir, para este día hemos optado por una de las últimas propuestas con clara influencia nórdica que nos ofrece la capital,  Fismuler , nuevo templo del slow food y del respeto al producto, donde técnica y buen gusto combinan a la perfección para crear una experiencia que a todos gusta.

dónde comer en Madrid dónde comer en Madrid

Y después de una rica comida, nada mejor que tomar una copa o dos… y qué mejor sitio que Macera, una coctelería artesanal con mucha, mucha personalidad, sin marcas donde producen sus propios destilados a partir de alcoholes de primera calidad y su maceración con frutas de temporada, especias naturales… todo un lujo a tan sólo 7 euros el combinado.

dónde comer en Madriddónde comer en Madrid

Con tanto cóctel delicioso corremos el riesgo de venirnos arriba, así que mejor reponer fuerzas y llenar el estómago, por ejemplo con un bocadillo, pero no con un bocadillo cualquiera, podemos ir a Big Banh, donde nos esperan deliciosos bocadillos vietnamitas con carnes cocinadas a baja temperatura y encurtidos y salsas 100% caseros, una verdadera delicia a 5,5 el bocata, todo undescubrimiento!!!

11220867_960112330723170_7091110483800413858_n

Y hasta aquí nuestro día en Madrid!! espero que lo hayáis disfrutado….

una tortilla de patatas diferente es posible

tortilla DE PATATAS

Ser diferente siempre estuvo mal visto, ahora parece que pasa todo lo contrario, incluso se valora positivamente ese “no sé qué”, “qué sé yo” que no todos tienen y que imprime carisma y personalidad, a mí me encanta lo diferente, quizás porque me aburro con demasiada facilidad y en un intento constante de dar vidilla al día a día, busco y busco cosas que me saquen de la rutina, como por ejemplo esta tortilla de patatas, a qué nunca la habías comido asÍ????

Ingredientes

4 huevos de corral
2 cucharadas de guisantes
30g de queso azul
1 patata pequeña
3 ajetes
aceite de oliva
un poco de jamón para decorar
cebollino
y sal

Comenzaremos nuestra tortilla de patatas, preparando los guisantes. Si es primavera, los podemos encontrar frescos (mucho mejor si podemos permitirnos la variedad lágrima), los coceremos durante 15 minutos en agua hirviendo con sal dependiendo del tamaño, los escurrimos y los reservamos. Si no estamos en temporada, usaremos congelados y  seguiremos las instrucciones del fabricante para cocerlos, yo suelo comprar unos más pequeños (extrafinos) que se saltean directamente en la sartén durante 7 minutos y quedan muy tiernos y ricos.

Por otro lado, pelamos la patata y la cortamos en lascas finas irregulares, ponemos una sartén al fuego con medio dedo de aceite de oliva a fuego flojo, añadimos las patatas y sal, damos unas vueltas y ponemos una tapa para que se vayan friendo lentamente. De vez en cuando levantamos la tapa para remover. Pasados 10 minutos incorporamos a las patatas los ajetes cortados en trozos de unos 2 cm y volvemos a tapar. En unos 15-20 minutos en total, tendremos la patata blanda, escurrimos y reservamos.

En otra sartén con una cucharada de aceite ponemos los guisantes que teníamos reservados, rectificamos de sal si fuera necesario, rociamos con un poco de pimienta negra y los salteamos por un minuto.

En un bol batimos los huevos con un poco de sal y añadimos la mitad de las patatas con los ajetes, mezclamos bien y vertemos en una sartén con dos cucharadas de aceite caliente (es importante usar una sartén antiadherente que sepamos que no se va a pegar). Esta tortilla de patatas sólo la cuajaremos por un lado por lo que es importante tener el fuego bajo para que se vaya haciendo poco a poco y no se queme por debajo. Cuando veamos que la tortilla comienza a cuajar añadimos por encima el resto de patata, los guisantes y el queso azul desmenuzado a nuestro gusto para que quede bonita. Dejamos cocinar un poco más hasta que prácticamente se haya cuajado por completo pero dejándola aún un poco jugosa en la superficie. Una vez lista la pasamos con cuidado a un plato y ponemos por encima unos trocitos finos de jamón y espolvoreamos con cebollino picado.

>>>>DIFFERENT IS POSSIBLE>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

BANH MI VIETNAMITA: el bocadillo + moderno

bocadillo vietnamita 3bocadillo vietnamita 2

Por lo que he visto el BANH MI es lo más, un imprescindible del moderneo foodie y yo ni lo conocía, me encontré por casualidad con este bocadillo vietnamita en una transitada y estrecha calle de Malasaña y fue un flechazo, me conquistó, tanto, tanto que en cuanto volví a casa,  busqué y busqué hasta encontrar el banh mi perfecto ¿quieres probarlo?

Ingredientes

Para el pollo marinado:

1 pechuga de pollo
sal y pimienta
1 vaso de aceite de girasol
1 limón

Para los vegetales encurtidos:

2 zanahorias
1 nabo daikon
1/2 vaso de vinagre de arroz
2 cucharadas de azúcar

Para el peino marinado:

1 pepino
1 cucharada de azúcar
1 cucharadita de sal

Además_

2 baguettes
3 cucharadas de mayonesa
cilantro fresco
salsa siracha

Para preparar estos bocadillos empezamos fileteando la pechuga de pollo, después la salpimentamos e introducimos los filetes en un recipiente con 1 vaso de aceite de girasol mezclado con el zumo de un limón. Dejamos la carne marinando durante al menos una hora.

Por otro lado rallamos fino el nabo daikon y las zanahorias peladas y las introducimos en otro bol con la mezcla en este caso de vinagre de arroz y azúcar. Lo dejamos encurtir en este líquido también sobre una hora.

Además cortamos el pepino en láminas finas y le añadimos 1 cucharada de azúcar y una cucharadita de sal, lo mezclamos bien y lo dejamos que actúe al menos 10 minutos, veremos como la sal y el azúcar se licúan y el pepino empieza a sudar.

Cuando ya tengamos listas todas las elaboraciones previas del banh mi ponemos una sartén al fuego y cocinamos los filetes de pollo.

Introducimos las baguettes en el horno ( lo mejor es usar baguettes individuales congeladas para que el pan esté recién hecho pero si no es el caso también es importante calentar el pan y darle un toque crujiente). Una vez doradas y calientes las abrimos con cuidado de no quemarnos para rellenarlas. El primer paso es untar el pan con la mayonesa (si añadimos unas gotas de zumo de lima a la mayonesa le dará un toque muy bueno), después poner el pollo, a continuación la zanahoria, el nabo daikon y las rodajas de pepino, y por último rellenar generosamente con unas hojas de cilantro.

Para culminar este delicioso bocadillo añadir salsa siracha por encima a vuestro gusto, si no tenéis podéis usar otra salsa picante.