Archivo de la etiqueta: cocina internacional

requesón para combatir la rutina #automnishere

requesón

La vuelta a la rutina puede ser un poco dura, o mucho, pero siempre podemos contrarrestar la modorra otoñal de esas tardes largas, sin planes, haciendo aquello que más nos guste, en mi caso hojear libros de cocina, como el siempre maravilloso Jerusalem, y encontrar y probar recetas lejanas, deliciosas, únicas…

Ingredientes

500 gr de requesón

250 gr de queso de cabra tierno

140 gr de mantequilla sin sal

14 hojas de pasta filo

pistachos sin sal picados

90 ml de agua

280 gr de azúcar glas

3 cucharadas de zumo de limón

Para empezar con este postre debemos derretir la mantequilla. Untamos con un poco de ésta una bandeja de horno, que sea un poco más pequeña que las láminas de pasta filo. Colocamos sobre la bandeja una hoja de pasta filo y con la ayuda de una brocha volvemos a untar mantequilla encima. Repetiremos este proceso hasta que tengamos 7 capas.

En un bol mezclamos bien el requesón y el queso de cabra, con la ayuda de un tenedor y vertemos esta mezcla sobre la última capa de pasta filo con cuidado de dejar libres los bordes, unos 2 o 3 cm por cada lado. Untamos el queso con un poco más de mantequilla y cubrimos con las 7 hojas restantes repitiendo el mismo proceso, pintando cada una con mantequilla antes de poner la siguiente. Por último doblaremos los bordes sobrantes hacia abajo de modo que el queso quede bien sellado dentro de la pasta. Untamos de nuevo todo con mantequilla y realizamos cortes en forma de cuadrados de unos 5 por 5 cm con un cuchillo afilado sobre las capas superiores llegando al queso. Metemos la bandeja al horno precalentado a 200º unos 25-30 min, hasta que quede bien dorado y crujiente.

Mientras prepararemos el almíbar con el que luego mojaremos el mutabbaq. Ponemos a hervir el agua en un cazo con el azúcar, cuando empiece a hervir añadir el zumo de limón, bajar el fuego, dejar 2 o 3 min más y reservar.

Una vez saquemos el mutabbaq del horno, debemos bañarlo de nuevo con la ayuda de una brocha con el almíbar, teniendo cuidado en que todo quede bien impregnado. Dejamos reposar 10 min y espolvoreamos con los pistachos picados.

Si deseamos hacerlo más pequeño bastará con usar una bandeja de horno más pequeña y la mitad de ingredientes, podemos usar solo 7 láminas de pasta filo, poniendo el relleno en la parte inferior de las hojas y doblar para sellar el queso con la parte superior.

ROLLITOS DE PRIMAVERA #universodesabores

ROLLITOS DE PRIMAVERA

Rollitos de primavera, asiáticos, orientales, tailandeses, vietnamitas… Hay numerosas opciones para disfrutar este aperitivo que gusta a prácticamente todos. Pero si eres fan de la cocina asiática, prueba a hacerlos en casa! son fáciles y sorprendentes, aceptan mucha variedad de ingredientes y sobre todo están riquísimos. También puedes hacerlos en versión mini y convertirlos en un fingerfood diferente para tus celebraciones. ¿Te animas?

Para 4 personas

300 gr de pollo picado

250gr de repollo

100 gr de zanahoria rallada

100gr de fideos de soja

2 cucharadas de cilantro picado

2 dientes de ajo picado

3 cucharada de salsa de soja

1 cucharadita de azúcar

1 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de pimienta negra

aceite de girasol

1 paquete de hojas de papel de arroz para rollitos

En primer lugar picamos finamente los ajos y el cilantro y los machacamos en un mortero.

Por otro lado, también picamos lo más fina que podamos la pechuga de pollo, o bien la pasamos unos segundos por una picadora.

También prepararemos el repollo cortándolo en tiras de más o menos un centímetro de ancho, rallamos las zanahorias eligiendo la parte más ancha del rallador, y por último, hidrataremos los fideos de soja según las instrucciones de preparación de la marca que hayamos elegido (normalmente hay que hervir agua, apagar el fuego e introducir los fideos en el agua caliente unos minutos).

Ponemos en una sartén o wok un chorrito de aceite de girasol y cuando esté caliente añadimos la pasta de ajos y cilantro que teníamos preparada.  Pasados unos segundos incorporamos la pechuga de pollo picada y cocinamos unos 10 minutos, moviéndolo continuamente y separando los trocitos con una cuchara de madera para que quede suelto.

Cuando el pollo esté cocinado, añadimos el resto de ingredientes; el repollo, la zanahoria, los fideos, la sal, el azúcar, la pimienta y la salsa de soja y dejamos cocinar todo 5 minutos más con el fuego fuerte. Pasamos todo a un bol y dejamos enfriar.

Cuando el relleno esté frío podemos empezar a hacer nuestros rollitos de primavera. Dispondremos una hoja de papel de arroz frente a nosotros, colocándola en forma de rombo. Ponemos una o dos cucharadas del relleno (dependiendo del tamaño de las hojas que hayamos elegido) en el extremo inferior, y poco a poco vamos enrollando hasta llegar al centro, doblamos entonces las puntas izquierda y derecha del papel hacia dentro y continuamos enrollando el rollito. Para que no se despegue pasamos un poquito de agua o huevo batido por la última punta superior.

Una vez hayamos liado los rollitos de primavera, podemos congelarlos para cocinar en otro momento. Para prepararlos sólo tendremos que freirlos en aceite vegetal muy caliente, quitar el exceso de aceite y servirlos acompañados de nuestra salsa favorita (agridulce, soja…)

receta falafel #pruebauniversodesabores

receta falafel

Me gusta viajar porque me abre la mente, me hace ver un mundo grande, diferente, diverso, variado y cuanto más va creciendo ese mundo en mi cabeza, mis problemas, frustraciones o desengaños van haciéndose más y más pequeñitos, es decir, viajar me da perspectiva, pero claro uno no puede estar todo el día de aquí para allá, pero sí es posible que lo cotidiano pase a ser un poco más interesante, por ejemplo, probando platos diferentes, de culturas lejanas, así quizás consigamos que la rutina no atrofie del todo nuestra imaginación y tengamos presente que ahí fuera hay un universo inmenso lleno de sabores y experiencias por vivir.

receta falafel

250 de garbanzos secos

1 diente y medio de ajo

media cebolleta fresca

1 cucharada de perejil picado

2 cucharadas de cilantro picado

1/2 cucharadita de pimienta negra molida

1/2 cucharadita de comino molido

1/2 cucharadita de levadura

1/4 cucharadita de cardamomo molido

1 cucharada y media de harina

1 cucharadita de sal

3 cucharadas de agua

semillas de sésamo

y aceite de girasol

Poner a remojo los garbanzos durante una noche, al día siguiente pasar los garbanzos por tandas por una picadora hasta que nos queden muy picados pero sin que se forme una pasta.

Cortar la cebolla, el perejil y el cilantro muy finos y añadir a los garbanzos. Por otro lado picar los dientes de ajo y pasarlos a un mortero, añadir las especias (comino, pimienta y cardamomo), el agua y majar todo. Cuando tengamos el ajo machacado añadir la mezcla a los garbanzos. Remover todo bien e incorporar la sal, la levadura y la harina. Tapar y dejar reposar una hora.

Formar bolitas pequeñas con las manos y aplastarlas un poco como si formásemos mini hamburguesas, espolvorearlas con semillas de sésamo y freír en abundante aceite de girasol unos tres minutos. Dejar escurrir en papel de cocina y servir bien calientes. Los podemos acompañar con pan pita y una salsa de yogur y tahina.

y hasta aquí nuestra receta falafel para abrir la mente…

GYOZAS #prueba aperitivos originales

aperitivos originales

¿Estás cansado de hacer siempre lo mismo? ¿quieres ponerle un poco emoción a tu vida? pues aprende a preparar aperitivos originales!!! ya sé, quizás no sea el cambio más radical, pero por algo hay que empezar. Busca, encuentra y acércate al súper-chino más cercano, y comienza por crearte una pequeña despensa de productos que desconocerás al principio, pero que pronto se convertirán en imprescindibles. Os lo aseguro, esto de mezclar y probar sabores diferentes engancha…y mucho.

Ingredientes

40 obleas para gyozas

200 gr de carne picada de cerdo

300 gr de repollo rizado

una cebolleta

un diente de jengibre

una cucharada de sésamo

dos cucharadas de soja

una cucharada de aceite de sésamo 

para la salsa:

5 cucharadas de vinagre de arroz

3 cucharadas de salsa de soja

y un chorrito de aceite de chile picante

Primero cortamos la cebolla en juliana y  pochamos en un cazo a fuego lento con un poquito de aceite de oliva. Mientras se hace la cebolla , cortamos el repollo también en juliana y lo escaldamos en agua hirviendo durante cinco minutos, lo sacamos y pasamos por agua fría y lo dejamos escurrir. Cuando las verduras estén frías las secamos muy bien con papel absorbente y picamos fino.

Para hacer el relleno cogemos un bol, mezclamos la carne, la cebolla, el repollo, el aceite de sesamo, el jengibre rallado, soja, y el sésamo y un poco de sal, y probamos a nuestro gusto. Removemos todo bien para que quede bien integrado.

Para hacer la gyoza, nos ponemos la oblea en la palma de la mano, humedecemos con agua el contorno, ponemos una cucharada de relleno en el centro y unimos ambas partes, podemos ir cerrándola desde la mitad, 3 pliegues a cada lado, o bien,  podemos empezar a plegar por un lado y terminar en el otro ( no os olvidéis de presionar un poco los pliegues para que no se abran ) y ya las tenemos listas. Podemos tomarlas en el momento o bien las congelamos, lo que no es aconsejable es guardarlas en el frigorífico.

Para acompañarlas podemos hacer una salsita, mezclando vinagre de arroz, soja y aceite de chile picante.

aperitivos originales

En una sartén a fuego fuerte con un poco de aceite de sésamo ponemos las gyozas juntas y las dejamos hasta que la base este dorada, en ese momento añadimos un vaso de agua caliente y tapamos, dejándolas a fuego fuerte hasta que se consuma el agua ( en unos diez minutos ), destapamos y esperamos un minuto más para que se doren un pelín más y se forme la capa crujiente que nos indicará que están listos para comer nuestros aperitivos originales.