Archivo de la etiqueta: delicioso

postres originales<>gyozas de crema de cacao, mango y plátano

postres originales

Si eres de los que adoras las gyozas, seguro que aprecias los postres originales para saciar tu apetito más dulzón, pues no te puedes perder nuestra receta de estas riquísimas empanadillas japonesas, sólo tienen un pero, son altamente adictivas, así que consumid siempre con moderación. Arriba con el GYOZA POWER!!!

Ingredientes:

  • 25 obleas para gyozas
  • 3 plátanos maduros
  • 1 mango maduro
  • 10 cucharadas de crema de cacao
  • 4 cucharadas de aceite de girasol
  • azúcar glass

Comenzamos preparando el relleno de las gyozas dulces. Para ello cortaremos los plátanos y el mango en trozos largos y finos, unos 3cmx1/2cm (de largo deben medir menos que el diámetro de la oblea de gyoza que hayamos comprado o amasado).

Una vez cortada la fruta empezamos a rellenar y cerrar las gyozas. En cada oblea ponemos media cucharadita de crema de cacao en el centro y sobre ésta dos trocitos de mango y dos de plátano (la cantidad de relleno dependerá del diámetro de la pasta). Para cerrar la empanadilla nos mojamos un dedo con agua y lo pasamos por los bordes de la oblea. En uno de los lados de la oblea hacemos pliegues y lo juntamos con el otro lado apretando bien los bordes para que no se abra al cocinarla.

Congelaremos las gyozas si vamos a tardar en consumirlas, ya que la pasta se humedece rápidamente. Si deseáis comerlas inmediatamente no es necesario que las congeléis.

Poner una sartén con el aceite de girasol a calentar y añadir la mitad de las gyozas (después repetir el proceso si queréis comerlas todas), dorarlas bien por todos los lados e incorporar un vaso de agua pequeño, tapar la sartén con la tapadera y dejar cocinar a fuego fuerte hasta que se evapore completamente el agua (aproximadamente 5 minutos). Retirar la tapadera, dorar un poco más las empanadillas y pasarlas a un plato. Dejar que enfríen 3 o 4 minutos y espolvorearlas con azúcar glass.

Ensalada de salmón con salsa acevichada

ensalada de salmón

Ingredientes

canónigos

250g de salmón fresco

1/2 mango

dos cucharadas de maíz cancha

un manojo de cebolletas chinas

panko

6 cucharadas de mayonesa

1 lima

1/2 diente de ajo

una rodaja de jengibre fresco

aceite de oliva

sal y pimienta

Comenzaremos preparando la salsa acevichada que aderezará la ensalada de salmón poniendo en el vaso de la batidora el ajo, el jengibre pelado y el zumo de la lima, trituramos todo bien y si es necesario pasamos el líquido por un colador por si ha quedado algún trozo. A continuación añadir este líquido a la mayonesa y mezclar bien con una cuchara. Reservar la salsa en el frigorífico.

Cortar el lomo de salmón en filetes finos y éstos a su vez en dos o tres obteniendo trozos de salmón de unos 2cm por 4cm. Salpimentarlos y pasarlos por panko hasta que queden rebozados.

En una olla o sartén pequeña con una cucharada de aceite tostar el maíz cancha. Lo cocinaremos de la misma manera que usamos para hacer el ceviche de gambas. Para ello añadir el maíz cuando el aceite esté caliente, poner la tapa y bajar el fuego. De vez en cuando mover el maíz pero sin quitar la tapa ya que al tostarse el maíz salta y se abre como cuando hacemos palomitas pero con menos intensidad. Una vez tostado apagar el fuego y cuando veamos que no saltan abrir y agregar sal.

Por otro lado cortar el mango en trocitos pequeños y hacer lo mismo con las cebolletas chinas (podéis usar otro tipo de cebolla si no encontráis). Poner también los canónigos en un bol y añadirles sal y dos cucharadas de aceite.

Por último disponer en una sartén tres cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente freír el salmón hasta que quede dorado por los dos lados. Poner los trozos de salmón en un papel absorbente para retirar el exceso de grasa.

Para montar nuestra ensalada de salmón dispondremos los canónigos en la base, esparciremos los trocitos de mango, sobre ellos el salmón y el maíz cancha y por últimos la salsa acevichada y la cebolleta china.

>>>receta steak tartar con chips de remolacha

receta steak tartar

A estas alturas todos conocemos el steak tartar. Es una receta de toda la vida que está de moda y que incluyen en su carta una infinidad de restaurantes. Lo encontraremos en los locales de moda y en los más clásicos, eso sí cada uno con su interpretación. Los hay de muchos tipos y con diferentes guarniciones, para mi gusto solo importan dos cosas; que la carne sea de gran calidad y cortada   poco tiempo antes a cuchillo y que no lleve demasiados adornos y salsas que desvirtúen el verdadero sabor de ésta.

Ingredientes receta steak tartar para dos personas:

300g de solomillo de ternera

20g de cebolleta

8g de pepinillos en vinagre (también podemos poner mitad de alcaparras y mitad de pepinillos)

1 yema de huevo

4g de mostaza de Dijon

25g de aceite de oliva

10 gotas de salsa Perrins

2 chorritos de tabasco

1 remolacha fresca

pimienta negra

sal

aceite de oliva para freír

El primer paso y además el más importante es cortar la carne, para ello es importante que compremos un solomillo de ternera o buey de gran calidad, pensad que el steak tartar es un plato de carne cruda aderezado y la elección de ésta será primordial. No compréis nunca carne picada para esta receta, picarla vosotros con un cuchillo muy afilado haciendo trocitos de carne muy pequeños pero sin llegar a formar una masa de carne triturada.

Una vez cortada la carne, picaremos también los pepinillos y la cebolleta en trozos pequeños y los añadiremos a la carne reservada.

Para acompañar nuestra receta steak tartar, prepararemos unos chips de remolacha, para ello necesitamos una remolacha fresca, pelarla y con ayuda de una mandolina hacer láminas finas. Cuando tengamos las láminas secarlas bien con papel absorbente y freírlas en tandas en abundante aceite caliente, quitar el exceso de aceite y reservar.

A continuación haremos el aderezo principal del plato; una emulsión de yema de huevo, mostaza y aceite de oliva. Mezclar en un bol los ingredientes y mover enérgicamente con ayuda de una varilla hasta que emulsione y coja más textura.

Por último añadir a la carne con los pepinillos y la cebolleta las gotas de salsa Perrins, la salsa de Tabasco, sal y pimienta negra recién molida, incorporar en último lugar la emulsión de mostaza y mezclar todo bien durante medio minuto.

Servir en un plato llano y disponer los chips de remolacha por encima. Podemos acompañarlo también con unas tostadas finas de pan frotadas ligeramente con un diente de ajo.

Ensaladilla con carpaccio de gambas: un entrante delicioso

¿Cansado de los platos de siempre? ¿sin ideas para sorprender a tus invitados? Esta sencilla ensaladilla con carpaccio de gambas dejará a todos con la boca abierta manteniendo los sabores de siempre. Un entrante sofisticado y delicado para salir de la rutina.

ensaladilla con carpaccio de gambasIngredientes para cuatro platos:

  • 4 patatas medianas
  • 3 huevos
  • 5 pepinillos en
  • mayonesa casera
  • 24 gambas frescas sin cabeza
  • aceite de oliva
  • sal
  • escamas de sal maldon
  • microbrotes para decorar

Poner una olla con abundante agua con sal a hervir, mientras tanto pelar las patatas y cortarlas en dos mitades (también las podéis cocer enteras y con piel si previamente las hemos lavado bien). Cuando el agua comience a hervir, echar las patatas y cocerlas hasta que estén tiernas y se puedan pinchar con un cuchillo con facilidad. Al mismo tiempo que cuecen las patatas ponemos un cazo con los huevos cubiertos de agua y lo llevamos al fuego, dejar cocer unos diez minutos desde que el agua comience a hervir.

Una vez cocidas las patatas de la ensaladilla las sacaremos del agua y las pelaremos si las hemos cocido con piel y a continuación las chafaremos toscamente con un tenedor sin que se forme un puré muy pasado sino que quede algún trocito más entero. Después las taparemos con un film y las dejaremos enfriar en la nevera. También pelaremos los huevos cocidos y los dejaremos enfriar del mismo modo.

Mientras se enfrían estos ingredientes podemos preparar el carpaccio de gambas. Para ello pelaremos y retiraremos los intestinos de las gambas. Una vez limpias pondremos sobre una tabla una capa de film transparente, en el centro ponemos 6 gambas juntas formando un círculo y las tapamos con otra capa de film. A continuación tenemos que golpear las gambas con una espalmadera hasta que quede una capa fina con forma circular (una vez golpeadas podemos dale forma al carpaccio sin retirar el film con un molde de forma circular). Repetiremos el proceso cuatro veces y una vez preparados los cuatro carpaccio de gambas los metemos en el congelador con cuidado de que no se doblen y mantengan la forma. Aproximadamente al cabo de una hora estarán congelados.

Para terminar la ensaladilla sacar las patatas y los huevos del frigorífico, rallar los huevos o picarlos muy finos e incorporarlos a las patatas, picar también los pepinillos en trozos muy pequeños y añadirlos a la mezcla. Aderezar la mezcla con unas cucharadas de mayonesa casera hasta que quede jugosa a nuestro gusto. Rectificar la sal si fuera necesario.

Colocar un molde circular que sea un poco más pequeño que el círculo que hayamos formado con el carpaccio y poner dentro unas cucharadas de ensaladilla, aplanar y retirar el molde. Sacar un carpaccio de gambas del congelador, retirar con cuidado el film y colocar la capa fina de gambas sobre la ensaladilla. Repetir la operación para el resto de platos.

Las gambas tardarán unos veinte minutos en descongelarse, cuando estén listas verter unas gotitas de aceite de oliva y unas escamas de sal sobre las gambas. Por último decorar con unas hojitas de microbrotes, si no disponemos de ellos también queda muy bien con un poco de cebollino muy picado.

Ensalada de garbanzos salteados #platovegetariano

Llega el calor y cada día apetecen menos los platos de cuchara típicos del invierno. Pero existen formas ligeras  y molonas para seguir comiendo legumbres durante la temporada estival. Hoy os propongo una ensalada de garbanzos salteados coronados con canónigos, cilantro y unos toques de especias de diferentes países que le dan ese punto tan divertido. Es un plato muy sencillo, apto para principiantes, que se prepara en un santiamén y con productos fáciles de encontrar. Ahí va la receta…

ensalada de garbanzos

Ingredientes

Para el salteado de garbanzos:

  • 2 botes de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de tomate triturado
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • 1/2 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de Garam Masala
  • 20g de cilantro fresco ( si padeces cilantrofobia puedes sustituirlo por perejil)

Para la ensalada:

  • canónigos
  • 20g de cilantro fresco
  • 1 cebolleta fresca
  • 1/2 cucharadita de Garam Masala
  • sal y un chorrito de aceite de oliva

Picar la cebolla y los ajos y sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando comience a tomar color añadir el tomate triturado y sofreír un poco más. A continuación bajar el fuego e incorporar todas las especias, remover para que se integren con la cebolla y el ajo durante medio minuto (en este paso es importante no tener el fuego muy fuerte para que las especias no se quemen ya que amargarían el resto del plato), agregar el cilantro fresco picado y dejar cocinar otro medio minuto. Por último subir de nuevo el fuego y añadir los garbanzos escurridos, saltearlos durante dos minutos e incorporar medio vaso de agua, bajar de nuevo la intensidad y dejar cocinar hasta que el agua se evapore.

Mientras cocinamos los garbanzos podemos preparar la ensalada que serviremos sobre ellos. Mezclaremos unos canónigos con una cebolleta cortada en juliana fina, el cilantro picado, sal, un chorrito de aceite de oliva y media cucharadita de Garam Masala.

A la hora de emplatar serviremos los garbanzos salteados calientes o templados y sobre ellos la ensalada fresca. Con estas cantidades obtendremos ensalada de garbanzos para cuatro comensales.

ALCACHOFAS CON BERBERECHOS y HONGOS #mmm

alcachofas con berberechos

Con algunos platos sobran las palabras….

Ingredientes

8 alcachofas
200g de hongos
200g de berberechos
50ml de aceite de oliva
3 dientes de ajo
1 cucharada de perejil

Comenzaremos limpiando las alcachofas, retirando las hojas exteriores y la parte más verde del rabo. Las cortamos en dos mitades y las echamos en una olla con agua hirviendo con sal ( menos 4 mitades ) durante unos 15 minutos hasta que estén cocidas. Una vez cocidas las escurrimos y reservamos.

Mientras las alcachofas se cuecen ponemos el aceite, un diente de ajo y el perejil en un recipiente y pasamos la batidora hasta que quedó un aceite sin grumos.

Cortamos los hongos en trozos medianos y los dos diente de ajo restantes muy finitos. En una sartén con un chorrito de aceite de oliva echamos los ajos y cuando empiecen a coger color incorporamos los hongos y salpimentamos, cocinamos a fuego fuerte hasta que las setas estén bien doradas.

Con las alcachofas restantes que no hemos cocido haremos unos chips, para ello cortar láminas finas de cada una de las mitades. Cuando tengamos las láminas, las freímos en una freidora o sartén con abundante aceite hasta que estén bien doradas y crujientes, las sacamos y escurrimos en un papel absorbente y añadimos sal.

Para terminar el plato pondremos dos sartenes al fuego. En una de ellas salteamos las alcachofas con un pelin de aceite hasta que se doren levemente. En otra sartén cocinamos a la vez los berberechos, simplemente los echamos en una sartén bien caliente y los movemos constantemente hasta que se abran.

alcachofas y berberechos 2

Para el emplatado ponemos una cama de hongos en el plato, encima las alcachofas y los berberechos y encima de éstos los chips. Por último lo bañamos todo con unos hilos del aceite de ajo y perejil.

A comer!!!!

una tortilla de patatas diferente es posible

tortilla DE PATATAS

Ser diferente siempre estuvo mal visto, ahora parece que pasa todo lo contrario, incluso se valora positivamente ese “no sé qué”, “qué sé yo” que no todos tienen y que imprime carisma y personalidad, a mí me encanta lo diferente, quizás porque me aburro con demasiada facilidad y en un intento constante de dar vidilla al día a día, busco y busco cosas que me saquen de la rutina, como por ejemplo esta tortilla de patatas, a qué nunca la habías comido asÍ????

Ingredientes

4 huevos de corral
2 cucharadas de guisantes
30g de queso azul
1 patata pequeña
3 ajetes
aceite de oliva
un poco de jamón para decorar
cebollino
y sal

Comenzaremos nuestra tortilla de patatas, preparando los guisantes. Si es primavera, los podemos encontrar frescos (mucho mejor si podemos permitirnos la variedad lágrima), los coceremos durante 15 minutos en agua hirviendo con sal dependiendo del tamaño, los escurrimos y los reservamos. Si no estamos en temporada, usaremos congelados y  seguiremos las instrucciones del fabricante para cocerlos, yo suelo comprar unos más pequeños (extrafinos) que se saltean directamente en la sartén durante 7 minutos y quedan muy tiernos y ricos.

Por otro lado, pelamos la patata y la cortamos en lascas finas irregulares, ponemos una sartén al fuego con medio dedo de aceite de oliva a fuego flojo, añadimos las patatas y sal, damos unas vueltas y ponemos una tapa para que se vayan friendo lentamente. De vez en cuando levantamos la tapa para remover. Pasados 10 minutos incorporamos a las patatas los ajetes cortados en trozos de unos 2 cm y volvemos a tapar. En unos 15-20 minutos en total, tendremos la patata blanda, escurrimos y reservamos.

En otra sartén con una cucharada de aceite ponemos los guisantes que teníamos reservados, rectificamos de sal si fuera necesario, rociamos con un poco de pimienta negra y los salteamos por un minuto.

En un bol batimos los huevos con un poco de sal y añadimos la mitad de las patatas con los ajetes, mezclamos bien y vertemos en una sartén con dos cucharadas de aceite caliente (es importante usar una sartén antiadherente que sepamos que no se va a pegar). Esta tortilla de patatas sólo la cuajaremos por un lado por lo que es importante tener el fuego bajo para que se vaya haciendo poco a poco y no se queme por debajo. Cuando veamos que la tortilla comienza a cuajar añadimos por encima el resto de patata, los guisantes y el queso azul desmenuzado a nuestro gusto para que quede bonita. Dejamos cocinar un poco más hasta que prácticamente se haya cuajado por completo pero dejándola aún un poco jugosa en la superficie. Una vez lista la pasamos con cuidado a un plato y ponemos por encima unos trocitos finos de jamón y espolvoreamos con cebollino picado.

>>>>DIFFERENT IS POSSIBLE>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>