Archivo de la etiqueta: delicioso

receta ceviche de gambas, mango y leche de coco

receta ceviche

Tengo que confesar que durante las fiestas termino un poco saturada de tanto pensar, buscar platos y cocinar y a veces me planteo si merece la pena, si no sería mejor preparar cualquier cosa, porque lo importante en estas fechas no es la comida sino la compañía, la familia y los amigos, pero luego se me ocurren recetas como esta y entiendo que no lo puedo evitar, es lo que me hace disfrutar, me mola, que le voy a hacer, así que queda missplates para rato…

Ingredientes

30 gambas

1 cebolla morada

2 limas

1 mango

cilantro fresco

medio chile rojo

dos cucharadas de maíz cancha

y 200 ml de leche de coco

Pelamos las gambas y guardamos las cabezas para otra elaboración. Les retiramos el intestino, añadimos sal y las reservamos.

Por otro lado picamos el chile lo más pequeño que podamos y la cebolla morada en juliana fina. Pelamos un mango que esté maduro pero que aún esté firme y lo troceamos en cubitos de 1cmx1cm aproximadamente.

Para el maíz cancha (es un maíz tostado muy usado en los ceviches peruanos) ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite, incorporamos el maíz cuando esté caliente y ponemos la tapadera. Con el fuego medio tenemos que ir moviendo la sartén sujetando la tapa para que el maíz quede tostado, oiremos que algunos granos estallan como cuando hacemos palomitas. Cuando veamos que ya ha alcanzado un color tostado lo pasamos a un plato y añadimos sal generosamente.

En un bol juntamos las gambas, la cebolla y el chile y lo rociamos todo con el jugo de las dos limas, removemos todo bien y dejamos que la lima actúe durante 10 minutos, a continuación añadimos la leche de coco y dejamos 5 minutos más.

Para montar el plato bastaría con añadir el mango, el maíz y el cilantro al bol de las gambas. En esta ocasión os propongo un emplatado un poco más sofisticado para ocasiones especiales. Dispondremos en un plato los cubitos de mango formando un círculo, encima pondremos las gambas con la cebolla y el chile manteniendo también esta forma circular y lo bañaremos todo con unas cucharadas de la mezcla sobrante de la leche de coco y lima. Por último decoraremos con un poco de cilantro picado y esparciremos con cuidado el maíz tostado.

Estas son cantidades para 4 personas en caso de que lo sirvamos como entrante individual. También es muy apropiado para servir como entrante para compartir.

CROCANTI DE MICUIT CON DULCE DE MEMBRILLO #cosasricas

crocante de micuit

El micuit es de esos productos que está delicioso sin más, pero siempre se puede mejorar todo en esta vida ¿verdad? pues con esta receta además de conseguir un divertido juego al recrear uno de los más famosos y venerados helados de la historia, el crocanti, logramos potenciar el sabor del micuit y conseguir un plato delicioso, tan rico que siempre dura muy poco, menos incluso que el helado.

Ingredientes

una lata de micuit con formato redondo

80 gr de almendras crudas en cubitos

40 gr de azúcar

un poco de dulce de membrillo

y una baguete del día anterior

En primer lugar, tostamos las almendras en una sartén sin aceite a fuego bajo sin dejar de mover para evitar que se quemen, una vez tostadas las reservamos.

Por otro lado, hacemos un caramelo, para ello ponemos el azúcar en un cazo pequeño con el fuego al mínimo y removemos constantemente con una cuchara de madera hasta que se disuelva por completo, cuando comience a tomar un color tostado, añadimos las almendras y movemos de nuevo, para que se integren bien las almendras con el caramelo, pasamos a una lámina de silicona y extendemos con mucho cuidado, ya que estará muy caliente, con una cuchara la pasta formada por el caramelo y las almendras y dejamos enfriar.

Mientras tanto cortamos el micuit en 2 mitades para obtener dos círculos iguales, y con un descorazonador de manzanas extraemos la parte central, de cada uno de los círculos. A continuación, rellenamos los huecos creados con el dulce de membrillo, para conseguir esa imagen de helado crocanti. Para terminar de conseguir dar la forma deseada, rompemos la pasta de almendras caramelizadas, hasta logra trocitos pequeños de almendras que iremos colocando en la parte exterior del micuit.crocante de micuit

Para acompañar nuestro micuit, cortamos la baguete en finas rebanadas ayudándonos de un cortafiambres y las doramos al horno. Por último, emplatamos y si queremos podemos añadir unos trocitos de membrillo y algunas de las almendras sobrantes alrededor del micuit.

Espero que lo disfrutéis y buen provecho!!!!

UMAMI: TODO SOBRE EL DESCONOCIDO QUINTO SABOR

umami

Atónita ! Así me quedé cuando me enteré de la existencia de este quinto sabor, y es que no podía creer como en todos estos años, nunca había escuchado hablar de él. La ignorancia no tiene límites y este descubrimiento es buena muestra de ello.

Antonio Machado decía que “todo lo que se ignora, se desprecia”, así que para que no odiemos el umami antes de saber en que consiste, y aunque no estamos entrenados para reconocerlo, vamos a intentar acercarnos, entenderlo y quizá nos termine resultando más familiar de lo que creíamos.

La palabra umami proviene del idioma japonés (うま味) y significa algo así como delicioso. El sabor umami no fue identificado propiamente hasta que en 1908 el científico Kikunae Ikeda, profesor de la Universidad Imperial de Tokio, descubrió que el glutamato era el responsable del  sabor peculiar del dashi (caldo de kombu) y que este sabor era distinto a los ya conocidos dulce, ácido, amargo y salado;  y lo denominó umami.

Por tanto, se llama umami a la sensación gustativa que produce el glutamato monosódico ( ácido glutámico o MSG ) en nuestras papilas, es un sabor profundo, intenso, que  perdura, ayuda a la salivación y realza el sabor agradable de una gran cantidad de alimentos.

Está presente de manera natural en multitud de ellos, como en el jamón serrano, anchoas en salazón, quesos curados, salsa de soja, en el alga kombu, en esparragos, en tomates y en muchas frutas maduras.

Se puede conseguir de manera natural utilizando alguno de estos alimentos o usando su versión sintetizada en forma de cristales .

Tened cuidado puesto que en grandes cantidades puede provocar una sensación desagradable, utilizadlo en la misma proporción que la sal, con cautela, teniendo en cuenta el contenido de umami que incluye el producto en sí, así como la sal que usáis, ya que ambos sabores se potencian mutuamente.

Por esta característica, el glutamato puede ser empleado en pro de nuestra salud, al potenciar el sabor salado nos permite reducir la cantidad de sal en nuestras comidas, y se está estudiando si su uso frecuente podría evitar las pérdidas de apetito propias de las personas de edad avanzada.

Bueno, ya sabemos un poco más sobre el umami y ahora sólo nos queda buscarlo en nuestro paladar, y disfrutarlo.