una tortilla de patatas diferente es posible

tortilla DE PATATAS

Ser diferente siempre estuvo mal visto, ahora parece que pasa todo lo contrario, incluso se valora positivamente ese “no sé qué”, “qué sé yo” que no todos tienen y que imprime carisma y personalidad, a mí me encanta lo diferente, quizás porque me aburro con demasiada facilidad y en un intento constante de dar vidilla al día a día, busco y busco cosas que me saquen de la rutina, como por ejemplo esta tortilla de patatas, a qué nunca la habías comido asÍ????

Ingredientes

4 huevos de corral
2 cucharadas de guisantes
30g de queso azul
1 patata pequeña
3 ajetes
aceite de oliva
un poco de jamón para decorar
cebollino
y sal

Comenzaremos nuestra tortilla de patatas, preparando los guisantes. Si es primavera, los podemos encontrar frescos (mucho mejor si podemos permitirnos la variedad lágrima), los coceremos durante 15 minutos en agua hirviendo con sal dependiendo del tamaño, los escurrimos y los reservamos. Si no estamos en temporada, usaremos congelados y  seguiremos las instrucciones del fabricante para cocerlos, yo suelo comprar unos más pequeños (extrafinos) que se saltean directamente en la sartén durante 7 minutos y quedan muy tiernos y ricos.

Por otro lado, pelamos la patata y la cortamos en lascas finas irregulares, ponemos una sartén al fuego con medio dedo de aceite de oliva a fuego flojo, añadimos las patatas y sal, damos unas vueltas y ponemos una tapa para que se vayan friendo lentamente. De vez en cuando levantamos la tapa para remover. Pasados 10 minutos incorporamos a las patatas los ajetes cortados en trozos de unos 2 cm y volvemos a tapar. En unos 15-20 minutos en total, tendremos la patata blanda, escurrimos y reservamos.

En otra sartén con una cucharada de aceite ponemos los guisantes que teníamos reservados, rectificamos de sal si fuera necesario, rociamos con un poco de pimienta negra y los salteamos por un minuto.

En un bol batimos los huevos con un poco de sal y añadimos la mitad de las patatas con los ajetes, mezclamos bien y vertemos en una sartén con dos cucharadas de aceite caliente (es importante usar una sartén antiadherente que sepamos que no se va a pegar). Esta tortilla de patatas sólo la cuajaremos por un lado por lo que es importante tener el fuego bajo para que se vaya haciendo poco a poco y no se queme por debajo. Cuando veamos que la tortilla comienza a cuajar añadimos por encima el resto de patata, los guisantes y el queso azul desmenuzado a nuestro gusto para que quede bonita. Dejamos cocinar un poco más hasta que prácticamente se haya cuajado por completo pero dejándola aún un poco jugosa en la superficie. Una vez lista la pasamos con cuidado a un plato y ponemos por encima unos trocitos finos de jamón y espolvoreamos con cebollino picado.

>>>>DIFFERENT IS POSSIBLE>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

2 pensamientos en “una tortilla de patatas diferente es posible

  1. Ayla

    Que rico, acabo de descubrirte (bueno creo que no, jeje, que me descubriste tu en instagram) y me he enamorado de tu blog, que recetas tan originales, con lo que me gusta a mi la cocina y probar cosas nuevas, me quedo por aqui, con tu permiso 😀
    Besote!!!!!

    Responder
    1. missplates@gmail.com Autor

      Muchísimas gracias Ayla!!! estás en tu casa, quédate toooodo lo que quieras y ya me irás contando como te salen las pruebas…un beso!!!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *